in

Valdés y Capitanich unificarán esfuerzos por el segundo puente, la hidrovía y el gasoducto

Acordaron iniciar una estrategia conjunta para el desarrollo de infraestructura en beneficio de ambas provincias. “Que el río Paraná no nos divida, sino que nos una y comencemos a pensar en una región que nos permita desarrollo y crecimiento”, aseguró el Gobernador correntino.

El gobernador Gustavo Valdés recibió ayer en su despacho a su par chaqueño Jorge Capitanich. Acordaron unificar esfuerzos para potenciar el crecimiento conjunto de ambas provincias. El segundo puente, la hidrovía y el gasoducto NEA fueron los principales temas tratados. También se habló del desarrollo forestoindustrial, circuitos turísticos y fibra óptica.
Capitanich llegó a las 9 a la Rosada correntina y mantuvo un encuentro con Valdés por espacio de una hora. Seguidamente encabezaron una conferencia de prensa donde brindaron detalles.
Abordaron una agenda de trabajo en conjunto, haciendo hincapié en la cooperación para potenciar el desarrollo de infraestructura entre las dos provincias.
Coincidieron en la necesidad de seguir trabajando en lograr una efectiva reparación histórica para las provincias del Norte argentino, teniendo en cuenta que se mantienen las asimetrías estructurales en las economías regionales, siendo menester recuperar las autonomías financieras apuntando a mejorar el nivel de salarios, accesos a los servicios, mercados y obras con logística de desarrollo.
“Que el río Paraná no nos divida, sino que nos una y comencemos a pensar en una región que nos permita desarrollo y crecimiento”, inició Valdés, a lo que acotó: “Comenzamos a trazar en conjunto distintos temas que nos son comunes, como las hidrovías, ya que Corrientes tiene 700 kilómetros de acceso hacia el río Paraná, desde la desembocadura del arroyo Itaembé (Ituzaingó) hasta Esquina. En cuanto a navegación, esto permitirá en un futuro abaratar la logística en el comercio, teniendo en cuenta además que el Chaco va a generar un nuevo puerto en un año, refuncionalizar el de Barranqueras con un dragado que es necesario”.
En este marco, recordó que “nosotros estamos proyectando nuestros cuatro puertos, somos la puerta de entrada a la navegación del Paraguay, por lo que tiene que ser una vía eficiente para nuestra región, apuntando a la exportación de nuestra materia prima, que sea receptora de comercio y también, una vía de desarrollo para toda la región. Nos comprometimos en empezar a trabajar en el desarrollo de la hidrovía, fundamental para refuncionalizar todo ese segmento”, sintetizó.
En otro orden, el titular del Ejecutivo contó que “también hablamos de gas natural. Sabemos que el flujo se tiene que revertir. Teníamos la cabeza puesta en traer gas de Bolivia y hoy tenemos la vista puesta en Vaca Muerta, que es la reserva que tiene que regar a la región. Tenemos gas natural financiado por los correntinos hasta el centro de la provincia, pero tenemos que hacer posible que la Capital pueda tener gas natural atravesando los gasoductos que vienen desde el norte de Bolivia, pasando por debajo del Paraná” agregó.
En relación al segundo puente, sostuvo que en este contexto “el desafío más grande para la región es lograr que ambas provincias puedan estar unidas con otro puente, que venimos empujando y trabajándolo con los distintos gobiernos nacionales. No fue posible con el gobierno de Cristina Fernández ni con el de Mauricio Macri, por lo que correntinos y chaqueños tenemos que trabajar juntos para que todos los gobiernos pongan la vista en la necesidad de este hermanamiento entre Chaco y Corrientes”.
Por su parte, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, agradeció a su par por la cálida recepción y señaló que “el objetivo de la visita a la provincia hermana de Corrientes tiene por finalidad coordinar las acciones que tengan que ver con el desarrollo de ambas provincias y de nuestra República Argentina”.
En este sentido, destacó que los temas de agenda principal tienen que ver con el segundo puente, y resaltó que “esta es una obra que tiene un proyecto ejecutivo que con la circunvalación tiene un costo de 738 millones de dólares”.
Remarcó que se trata de una obra significativa y dijo que tiene un costo que requiere de varios pasos, siendo el primero de ellos, propiciar en el Congreso de la Nación para que sea “incluido en la Ley de Presupuesto con garantía soberana”, y añadió que esta será la mejor manera de “obtener financiamiento de organismos multilateral de créditos o de consorcios de carácter internacional sobre la base del aval del Tesoro Nacional”.
“Este primer paso lo tenemos que hacer de forma inmediata, y el segundo paso lo debemos llevar a cabo trabajando con los distintos funcionarios de orden nacional e internacional y corporaciones que estén dispuestos a financiar sobre la base de una capacidad de repago con flujo financiero”, puso de relieve el gobernador chaqueño y agregó que lo dicho “no es cuestión sencilla por el monto, la inestabilidad macroeconómica, por el proceso de reestructuración de deuda de Argentina, pero es un proceso que podemos hacer y lo vamos a hacer con lo mejor de nuestro esfuerzo de carácter personal y cooperativo”.

Asumen nuevos funcionarios municipales

La Policía desmiente ola de robos