in

Blanca volvió a su casa gracias a la solidaridad, tras estar varada en Buenos Aires

Llegó a Esquina en el vehículo particular del solidario Tomas Cristobal Perez.

Una verdadera cadena de solidaridad permitió que Blanca Correa pudiera regresar este lunes a su actual lugar de residencia, en Esquina, después de permanecer varada en Lomas de Zamora. Tiene cáncer de mama, fue por controles y no podía regresar desde el 16 de marzo.

Fuimos a recibirla al Control caminero de ingreso a la provincia en Guayquiraró. El domingo en TV Crónica manifestó “Voy a volver caminando aunque me pare la policía”. Una hora después Tomas Cristobal Perez llegò en su Berlingo a la casa de Mirta Obredor, su prima, allí en Lomas de Zamora y la trajo de regreso a Esquina.

El señor Tomas Pérez traslado a la señora Blanca a Esquina en su vehículo particular.

“No soy un fenómeno ni un tipo extraordinario, es lo que me enseñaron mis viejos, si podes ayudar a alguien ayuda y es lo que me toco”.

“Me levanté y la vi por la tele, como estaba cerca, a seis cuadras de mi casa me acerqué, soy de Lomas de Zamora”.

“Hicimos unos 850 kilómetros, tuvimos 10 horas y media de viaje, los aportes económicos son míos”.

“Mis viejos siempre me decían si es plata es plata y si es un esfuerzo es un esfuerzo, se  hace lo que se puede, tenemos una  amiga nueva”.

“El Ministerio del Interior gestiono los permisos, el único problema es que pregunte 5 veces para venir por acá y me mandaron por la 14”.

Blanca Correa, señora repatriada

“Iba a venir caminando, me decidí porque pedí ayuda a  Gendarmería,  a todos y nadie pudo ayudarme, el Intendente acá tampoco pudo ayudarme porque era la única para venir”.

“Estuve mal, porque todavía estoy adolorida, tengo que tomar mi medicación, desde el 16 de marzo estaba allá, no se pudo hacer nada porque los médicos y los hospitales estaban arrebatados con enfermos”.

“Dormía en una plaza, hacía calor todavía pero fue furo, después me encontró mi prima porque ella estaba en Don Torcuato y yo en Lomas, ellos trataron de bancarme pero sufrían porque no podía dormir a la noche de los dolores, no puedo dormir”.

“Le llame al Intendente pero me dijo que no tenía fondos, apenas tiene para pagar a los empleados”. 

 “Traje ropa que le voy a dar una amiga que trabaja en el Municipio para que done a la gente”.

“No hay palabras para agradecer este gesto”.

“Estuve mal pero la gente más humilde fue la que más me ayudo”.

Alerta para el sur correntino por tormentas fuertes

El Valor del Peso y el Peso del Valor