in

El obispo presidió la misa de la de catequesis especial en el Mes de la Plena Integración

Monseñor Adolfo Canecin, presidió la celebración eucarística en la cuasiparroquia san Pantaleón en la mañana del domingo, con los integrantes del Equipo de la Catequesis Especial. La celebración, con una reducida participación de feligreses, fue transmitida por las redes sociales en cumplimiento de la medida sanitaria vigente.

Monseñor Adolfo Canecin, centró su homilía en el evangelio de san Mateo, cuando Jesús  respondió a los fariseos: Amarás al señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Este es el más grande y el primer mandamiento, cuando quisieron poner a prueba a Jesús.

En esa línea hoy el precepto más importante es el amor que debe manifestar amando  a Dios y amando al prójimo. Ambos amores son expresiones de un mismo amor.

La catequesis especial –anualmente en el mes de Octubre organiza esta misa y se propone llevar a cada hermano especial la Alegría de vivir la preferencia de Dios.  La Alegría de vivir el espíritu de las Bienaventuranzas.

En una tarea pastoral integrada en la pastoral parroquial y, diocesana, fiel al mandato del Señor de Evangelizar a todos…quiere: Enseñarles el verdadero nombre de Dios que es PADRE.-

Reportaron un nuevo muerto por coronavirus y suman 45 fallecimientos en la provincia

La odisea de una esquinense en San Luis: volvió después de estar 7 meses varada