in ,

Caso Röhner: Declaró el doctor imputado


Luego de dos meses, Raúl Dal Lago se presentó ante el juez Gustavo Vallejos. El caso conmocionó al país.

MB para Actualidad Esquina

El juez Gustavo Vallejos le tomó declaración este 18 de diciembre al médico Raúl Dal Lago, detenido en el marco de las investigaciones de la muerte del empresario Augusto Santiago Röhner a quien, según se sospecha, le disparó.
Luego de dos meses de detención en un centro de salud el dueño de una clínica de accedió a responder preguntas ante el juez de la causa, Gustavo Vallejos.
El médico de 69 años declaró ayer, trasladado desde el hospital San Roque a las instalaciones de la calle Belgrano esquina Serrano Soto.
Minutos antes de mediodía llegó al juzgado fuertemente custodiado y allí accedió a responder.


Entonces dio su versión de los hechos que ocurrieron la noche del 8 de octubre día en que fue a la estancia de su amigo Augusto Santiago Röhner, de 85 años a cazar y compartir un día de camaradería.
El relato se condice con las declaraciones de los testigos, pero estuvo imposibilitado de dar detalles en relación al momento en el que disparó contra la víctima. Tampoco pudo explicar las causas que lo llevaron a asesinarlo.
Estos detalles del homicidio son aún un misterio, pero lo que está claro es que tiene capacidad para afrontar el proceso judicial.
Esto consta en la causa porque es parte de un informe remitido por los peritos forenses psicólogos que lo entrevistaron a solicitud del juez para descartar que la existencia de algún inconveniente de salud mental que impida hacerlo responsable jurídicamente por sus actos.
Lo que se aguarda ahora es la resolución del magistrado interviniente quien debería analizar los elementos que constan en el expediente antes de resolver la situación procesal del imputado.
El fallecimiento del empresario Augusto Santiago Röhner habría ocurrido después que Dal Lago le disparó con un arma cuando ambos viajaban en una camioneta desde el campo de Röhner hacia el centro de la ciudad de Esquina con luego de la estadía durante la tarde en la estancia.
En el trayecto ambos conversaban y aparentemente, según los testigos, pudo haber alusiones a una situación de diferencias ocurridas años atrás y esto desató la furia de Dal Lago quien tomó el arma que tenía en la cintura con el que hirió a su amigo. Los investigadores indicaron que el arma es un revólver calibre 380. En los asientos traseros de la camioneta Toyota Hilux iban la esposa del sospechoso de homicidio y un peón de la víctima quien, al escuchar los disparos, se tiró al suelo. Cerca de las 22 Dal Lago fue detenido y llevado al centro de salud local. Ayer fue la primera vez que declaró.

Autorizan fiestas de egresados en Esquina

Acto de egresados en la Escuela Primaria Nº 527