in

Por la pandemia, no hubo festejo masivo en el Gaucho Gil

Demoraron a un grupo de personas que intentaron vio­lar el blindaje. 

Por primera vez en más de cien años el santuario del Gauchito Gil, ubicado a la vera de la Ruta Nacional 123 en cercanías de la ciudad de Mercedes, estuvo vacío ayer 8 de enero, en el marco de la festividad del santo pagano. La ocasión en que cada año esa multitud de devotos lle­gaba desde distintos puntos del país para veneralo, esta vez se vio opacada por la pandemia de coronavirus. En un año atípico, la festivi­dad únicamente se realizó de manera virtual, sin desfile de jinetes ni procesión, sólo se vio la tradicional salva de bombas y juegos de artificios para recibir el día en que se recuerda la muerte del gau­cho Antonio Gil; en tanto, la misa se realizó en la Iglesia de las Mercedes de la locali­dad homónima y fue trans­mitida vía redes sociales. 

El santuario del Gauchi­to estuvo vallado con una fuerte custodia de efectivos policiales y de Gendarmería Nacional para evitar la llega­da de fieles que provocaran aglomeramiento, previnien­do nuevos contagios del virus en medio de la emer­gencia epidemiológica, ya que en Mercedes existe un rebrote con 93 infectados activos.

No obstante ello y pese al fuerte dispositivo de se­guridad vial montado en la zona, hubo once personas demoradas por la fuerza po­licial en los últimos días por intentar violar el blindaje al santuario del Gaucho Gil. Se trata de tres rosarinos y ocho salteños que trataron de llegar hasta el lugar de veneración de la imagen. “Se trató de tres rosarinos y ocho salteños que trataron de ingresar al lugar de vene­ración burlando a los efecti­vos federales. Fueron dete­nidos, multados algunos y sus vehículos secuestrados”, señaló el comisario Walter González, de la Comisaría de Mercedes.

“El caso de los rosarinos, eran dos hombres y una mujer. El miércoles pasado pasaron por frente al predio, circularon varios metros, giraron en U, dejaron aban­donado el auto y corrieron hasta el Gaucho ingresando al predio”, detalló el funcio­nario policial. Los tres, luego de permanecer demorados por algunas horas, abonaron la multa respectiva y recupe­raron la libertad.

“El caso de los salteños, era un grupo de ocho hom­bres que estaban alojados en Paso de la Patria. Vinieron hasta Mercedes en una Tra­ffic. Intentaron hacer lo mis­mo, hicieron caso omiso a la orden policial y quisieron entrar por la fuerza”, precisó González.

“Los hombres fueron alo­jados en la comisaría. En principio se secuestró la Traffic por falta de docu­mentación, pero la trajeron desde El Paso, se les entregó el vehículo y se liberó al due­ño”

Vialidad Nacional reconstruye calzada sobre Ruta 12 entre Goya y Esquina

El kilo de asado aumentó en promedio un 93% durante el último año