Conéctate con nosotros

Deportes

Argentina le ganó a Perú y se acerca a Qatar 2022

La “Albiceleste” derrotó por la mínima a los “incaicos”, en uno de los cinco duelos por la jornada de clasificatorias sudamericanas. Lautaro Martínez anotó en el local, que sigue de racha. 

El seleccionado argentino superó este jueves a Perú por 1 a 0 como local, en uno de los encuentros correspondientes a la 12da. fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.

El camino lo abrió Lautaro Martínez (42m. PT), de cabeza, mostrando su capacidad goleadora, que lo tiene como máximo anotador de la era Lionel Scaloni.

Además, en total lleva 17 gritos en 33 juegos, un promedio de uno cada dos partidos (0,51). Esos números llevan a la ilusión porque son similares a los de Hernán Crespo (0,55) en 64; y por encima Sergio Agüero (0,43) en 97 y de Higuaín (0,41) en 75. El único lejano es Gabriel Batistuta (0,73) en 77.

Perú no aprovechó la más claras, en los pies de Yoshimar Yotún (19m. ST) y falló su penal, que pegó en el ángulo izquierdo.

El conjunto argentino suma 25 puntos, a la espera de la resolución del suspendido clásico con Brasil, que la FIFA se lo daría por ganado en las próximas semanas, según confían en la AFA. Con este triunfo estiró a 25 partidos el invicto.

El panorama es otro en Perú, que si bien tiene chances matemáticas, cuenta con 11 unidades y está anteúltimo.

Lejos estuvo de ser una noche a puro brillo por parte de Argentina, que pagó con intereses el exigente calendario y desnudó la falta de piernas de sus mejores futbolistas, como el caso de Lionel Messi -poco desequilibrante en el segundo tiempo- y en la cabeza de su tridente del medio, peleado en general con la pelota.

Perú incomodó más de lo pensado y de lo mostrado en los primero minutos. La historia con los incaicos manda: siempre es un rival incómodo, a pesar de la amplia ventaja en los duelos mano a mano y de mantener su racha negativa en Buenos Aires, donde nunca ganó.

Argentina mostró sus intenciones de entrada: ataques por las bandas, sociedades entre Messi y los del medio y ocupación de los espacios dejados por la visita, que trató mejor la pelota de lo que presionó para recuperarla.

Pocos minutos alcanzaron y el equipo nacional descifró el planteo rival. Es que Perú llenó su campo de gente, al punto que defendió por momentos con todos sus futbolistas, pero los espacios aparecieron en abundancia, a contramano de la eficacia local -erró al menos tres opciones claras frente a Pedro Gallese-.

La película se pareció mucho a la de la victoria con Bolivia (3-0) de principio de septiembre. Un equipo enfrente que no siente defenderse pero que se vio obligado por la calidad colectiva y la jerarquía individual de Argentina.

La clave fue la paciencia para mover la pelota, buscar a Ángel Di María y a Nahuel Molina por los costados y evitar la sobrepoblación en la zona media, que solamente se rompió cuando Messi metió sus cambios de marchas habituales.

Sin embargo, Argentina no estuvo preciso con la pelota, una materia en la que desaprobó durante un primer tiempo en el que la posesión rozó el 75 por ciento. Es que Rodrigo De Paul y Leandro Paredes no se ofrecieron como primera salida -algo destacado en los otros partidos- y obligaron a Messi, que tampoco pareció amigarse, a bajar hasta el medio.

En ese contexto, cuando se iba el primer tiempo y en las tribunas había un aliento tibio, apareció una combinación entre De Paul y Molina, que ganó su banda y metió un centro sin parábola y perfecto para la cabeza de Lautaro Martínez, que anticipó a Carlos Zambrano.

Perú modificó su esquema en el complemento, dejó el 4-1-4-1 y pasó a un 4-3-3 en el que se sintió mejor. De hecho, un remate de Pedro Aquino le quitó el frío a Emiliano Martínez, de poco trabajo, a los 10 minutos.

El premio a ese planteo más osado llegó cuando Yotún habilitó a Jefferson Farfán y “Dibu” le hizo un penal claro, aunque lo negó varias veces. Claro, la buena fortuna de Argentina se plasmó en la ejecución posterior, que pegó en el vértice entre ángulo y poste izquierdo para delirio de los hinchas locales.

El agotamiento por un calendario corto, lleno de partidos y con viajes largos, le pasó factura a Messi y compañía, que tuvieron una tarea aceptable en términos generales y con un pasaje complicado cuando Perú tuvo el penal.

“Olé, olé, olé, olé, olé, olá….soy argentino, es un sentimiento, no puedo parar”, coreó el público desde las tribunas en una noche en la que el frío golpeó desde temprano, en un grito de agradecimiento a los campeones de América.

Argentina descansará hasta el 11 de noviembre, cuando visitará a Uruguay en el estadio Campeón del Siglo, de Peñarol, de Montevideo, por la 13ra. fecha, y el siguiente martes 16 será local de Brasil en el Bicentenario de San Juan, por la 14ta. jornada.

Sigue leyendo

Deportes

Un esquinense integra el Comité de la Confederación Argentina de Futsal

Se realizó en la ciudad de Posadas la asamblea de la Confederación Argentina de Futsal.

Se el nuevo Comité Ejecutivo de la Confederación Argentina de Futsal. En la lista vencedora (27 votos a 11), Eduardo Pellegrini presidente de nuestra Asociación Esquinense y de la Federación del Interior de Corrientes de Fútbol de Salón ( Corrientes Interiors Futsal ) ocupará el cargo de Vicepresidente Segundo.
El Comité quedó integrado de la siguiente manera:
PRESIDENTE: PEDRO BONNETTINI
VICE PRESIDENTE 1: JOSE MARIA FERREYRA DE LAS CASAS
VICE PRESIDENTE 2: EDUARDO PELLEGRINI
SECRETARIO GRAL: FACUNDO NANTERNE
PROSECRETARIO: SUSANA FERRI
TESORERA: OFELIA HIPLLER
PROTESORERO: GUSTAVO CAMINO
DIRECTOR REGIONAL SUR/SUR: NICOLAS MORENO
DIRECTOR REGIONAL SUR/NORTE: JOSE ALVAREZ
DIRECTOR REGIONAL CENTRO: FERNANDO JURI
DIRECTOR REGIONAL NOA: ALEJANDRO MANERI
DIRECTOR REGIONAL NEA: SEBASTIÁN BONNETTINI

Sigue leyendo

Deportes

Lionel Messi ganó el Balón de Oro 2021

Messi recibió su séptimo Balón de Oro este lunes en París y estiró la ventaja como el máximo vencedor histórico del premio al mejor futbolista del mundo. Robert Lewandowski y Jorginho completaron el podio.

Lionel Messi ganó el Balón de Oro 2021 este lunes en el Teatro Châtelet de París. La revista France Football se lo otorgó por séptima vez al crack argentino que ahora juega en PSG y estiró su diferencia como el máximo vencedor de la historia del premio, con dos de ventaja sobre su contemporáneo Cristiano Ronaldo, quien finalizó sexto en esta edición.

Por su parte, Robert Lewandowski y Jorginho completaron el podio y Lautaro Martínez se acomodó en el puesto número 21. ¿Y el Premio Yashin? El arquero Emiliano Dibu Martínez concluyó sexto en el galardón que quedó en manos del italiano Gianluigi Donnarumma.

Messi ganó el Balón de Oro tras un 2021 inolvidable

Messi, de 34 años, vivió una temporada repleta de altibajos con dos hechos históricos: por un lado, la épica consagración en la Copa América 2021 con la Selección Argentina, en el Maracaná y ante Brasil; del otro, su triste salida del Barcelona, el club en el que había brillado por dos décadas.

Así fue como el delantero de París Saint-Germain superó al polaco Robert Lewandowski, implacable en un Bayern Múnich que no se cansa de ganar en Alemania, y al italobrasileño Jorginhobicampeón de Europa con Chelsea y la Azzurra.

Cuántos Balones de Oro ganó Lionel Messi

Es la séptima vez que Messi gana el premio anual al mejor futbolista del mundo. Los cuatro primeros los encadenó entre 2009 y 2012, en la época dorada del Barcelona de Pep Guardiola. Después, volvió a lograrlo en 2015 de la mano de la ‘MSN‘, compartida con Neymar y Luis Suárez. Por último, se lo llevó en 2019 y había sido el último, ya que en 2020 no se entregó por el parate a raíz de la pandemia de Covid-19.

Lionel Messi, el máximo ganador histórico del Balón de Oro

Con siete trofeos, Messi es el futbolista que más veces obtuvo el premio al mejor del mundo. Detrás suyo quedaron Cristiano Ronaldo (ganó cinco), Michel PlatiniMarco Van Basten y Johan Cruyff (cada uno con tres) y Franz BeckenbauerRonaldoAlfredo Di StéfanoKevin Keegan y Karl-Heinz Rummenigge (los cinco con dos).

Sigue leyendo

Deportes

River campeón: goleó a Racing ante su gente y festejó

El equipo que dirige Marcelo Gallardo goleó por 4 a 0 a la “Academia” y se quedó con su 37mo campeonato de su historia. Agustín Palavecino, Julián Alvarez y Brasian Romero (2) anotaron los tantos en el local.

River Plate consiguió este jueves el título del torneo de la Liga Profesional de fútbol (LPF) con una goleada contundente sobre Racing Club (4-0), en partido correspondiente a la 22da. Fecha de la competencia.

A tres fechas del cierre del campeonato, el equipo de Marcelo Gallardo, que se consagró por, primera vez como técnico a nivel local, le sacó una indescontable diferencia de 12 puntos sobre los escoltas Defensa y Justicia y Talleres de Córdoba.

Después de 7 años y 6 meses, la entidad de Núñez obtuvo un campeonato de Liga local, sucesor de aquel Torneo Final 2014, logrado con Ramón Díaz sentado al banco de suplentes.

Los goles de la consagración “millonaria” fueron obra de Agustín Palavecino (Pt. 31m.), Julián Alvarez (St. 2m.) y Braian Romero (St. 23m. y 33m.).

El pibe Alvarez, además, logró su tanto número 17 en el certamen, para erigirse en el máximo artillero.

Antes de los 5 minutos, el equipo visitante, que presionó bien arriba en un síntoma del ADN de su técnico Fernando Gago, tuvo una chance inmejorable para abrir la cuenta. Y enmudecer el Monumental.

Una apurada salida del chileno Paulo Díaz derivó en una pérdida de balón en su propia área y la pelota le quedó al santafesino Copetti, quien quedó cara a cara con Franco Armani. El guardavallas “millonario” redimió el error de su compañero con una atajada extraordinaria.

A los 8m., un remate de Aníbal Moreno, luego de una maniobra de pelota detenida, se fue apenas desviado. La intención de la ‘Academia’ quedaba evidenciada: no dejar jugar a River y tratar de cortar sus circuitos futbolísticos desde el primer pase.

El conjunto del “Muñeco” contestó con una incursión ofensiva de Palavecino, que devino en un centro bajo conectado por Braian Romero (después de una pifia defensiva), que exigió una muy buena respuesta de Gabriel Arias.

El asfixiante ritmo del equipo de Avellaneda fue decreciendo y así River empezó a tomar control de la posesión, con un Palavecino que se mostró mayoritariamente por izquierda y con el pibe Alvarez pivoteando por el frente de ataque.

A los 24m., un centro de Santiago Simón desde la derecha fue cabeceado en soledad por el goleador “millonario” y el balón se fue apenas ancha, junto al poste derecho.

Las fisuras en la defensa racinguista no demoraron en aparecer, aun cuando la línea de 5 preanunciaba mayor solidez.

Y en una de esas distracciones, con Pillud que quedó enganchado y habilitando a todos, River facturó por primera vez a los 31m. El juvenil Enzo Fernández encaró por izquierda y metió el estiletazo en cortada para el ingreso de Palavecino, que definió ante la salida de Arias y desató el carnaval para el 1-0 lógico, a esa altura.

La ventaja no hizo más que profundizar las diferencias entre uno y otro. Un River cada vez más confiado dominaba a voluntad a un Racing Club aturdido, que lucía como un boxeador de mandíbula floja a punto de tirar la toalla.

Un cabezazo de Romero posibilitó una estupenda reacción de Arias y un posterior disparo de Simón pegó en el costado exterior de la red. El conjunto local pudo y debió aumentar las cifras, antes de que el árbitro Trucco marcase el cierre del primer período.

Tras las charlas en vestuarios, el técnico racinguista intentó lavar la imagen, con tres cambios en el entretiempo. Pero las equivocaciones defensivas no cesaron y el pibe Álvarez aprovechó un rebote para internarse en el área y despachar un remate cruzado para el 2-0 (2m.)

Más allá de la intención de jugar más adelante, Racing expuso esta noche su realidad durante este campeonato: sin una fisonomía definida de juego, el cúmulo de voluntades individuales no le alcanzó siquiera para delimitar una campaña aceptable. Ocurrió con Juan Antonio Pizzi y Claudio Ubeda. Y pasa ahora con Gago.

Ajeno a toda esta situación del adversario, el campeón seguía plasmando sobre la cancha los convincentes argumentos que lo llevaron a conquistar el título, con tres fechas de adelanto. Entonces, el doblete de Romero llegó casi por decantación (22m. y 33m.).

La fiesta resultó completa. Con la autoridad que supo enarbolar durante la mayor parte del certamen, River Plate elevó a 17 la cantidad de encuentros sin perder y festejó una nueva estrella.
Telam

Sigue leyendo
error: