Banner de Video 551x93
LOCALESPOLICIALES

Juan Domingo Ramírez «Una condena de 25 años es una pena ejemplificadora»

El Dr. Juan Domingo Ramírez, asesor de menores, fue parte fundamental en un juicio histórico en Goya que culminó con una condena de 25 años de prisión por abuso sexual. Esta audiencia fue significativa ya que involucró 8 casos de abuso, tanto de niñas de corta edad como de adolescentes.

«La audiencia fue extensa, abordando 8 casos de abuso sexual que ocurrieron tanto hace varios años, cuando las víctimas eran niñas muy jóvenes, como casos más recientes con adolescentes. Mi participación estuvo enfocada en representar a estos últimos, quienes fueron víctimas del individuo ahora condenado a 25 años de prisión efectiva. Es importante destacar que el primer incidente aparentemente tuvo lugar cuando el autor contaba con 16 años, siendo menor de edad, afectando a otra menor de aproximadamente 7 años. Por ello, se ha programado una audiencia especial para el miércoles 3, donde se dictará la sentencia y otros puntos pertinentes, con la presencia del juez de menores.

La audiencia que concluyó recientemente estuvo presidida por el doctor Carbajal, con la participación de los ministros Carbone y Duarte. Por parte de la fiscalía, estuvo a cargo el fiscal de juicio, Dr. Guillermo Barry, quien convocó al Dr. Javier Mosquera conforme al Código Procesal Penal para colaborar en la presentación de la teoría del caso y el desarrollo del debate. Esto es permitido por la nueva legislación procesal penal, y en virtud de este artículo, el Dr. Mosquera, quien llevó a cabo la investigación preparatoria y está familiarizado con el expediente, estuvo presente apoyando al Dr. Barry.
Por otro lado, contamos con un querellante, el Dr. Mario Aloy, quien representó a una de las víctimas. Personalmente, me encargué de representar a dos hermanas menores de edad».
Durante el juicio, se debatieron ampliamente las diferentes posturas y teorías de cada parte. La defensa estuvo a cargo del Dr. Norberto Fernandez Codazzi, en colaboración con el Dr. Rajoy. Finalmente, ayer se llegó al desenlace, donde cada parte fundamentó por qué consideraba que el acusado era culpable o inocente. Luego, el tribunal de juicio, tomando una de las dos posturas, decidió proceder con el juicio de cesura, determinando la duración de la pena.

En este sentido, el Dr. Mosquera presentó los argumentos para solicitar 25 años de prisión efectiva. El Dr. Aloy, por su parte, representando a un único caso, pidió 14 años. En mi caso, considerando a las dos niñas que representaba y la calificación legal del delito, solicité 8 años de prisión efectiva, buscando un equilibrio entre el mínimo y el máximo de lo que correspondía. La defensa, por su parte, pidió el mínimo de las penas, 6 años.

Tras deliberar, el tribunal impuso una pena de 25 años de prisión efectiva. Se ordenó el traslado inmediato al cumplimiento de la prisión preventiva que ya estaba en curso en la unidad número 8 de Goya. Esto significa que el acusado no regresará a la comisaría de Esquina y permanecerá en la unidad penitenciaria número 8 hasta que se tome otra decisión administrativa. Es de esperar que la defensa apele esta sentencia, pero considero que es un fallo ejemplar.

El arduo trabajo de la fiscalía y de los profesionales involucrados, tanto el Dr. Barry como el Dr. Moquera, ha dado como resultado esta pena significativa. Una condena de 25 años de prisión efectiva es una medida seria, ejemplarizadora. Aunque puede que no sea la respuesta completa que la familia y las víctimas merecen, considero que hemos cumplido con nuestro deber, trabajando con esfuerzo, capacidad y conocimiento para lograr este resultado.»
Este logro es evidente y refleja el esfuerzo conjunto de la Fiscalía y los profesionales involucrados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Content is protected !!